domingo, 21 de mayo de 2017

Aliya Mustafina al habla


Hace aproximadamente una semana VTB Russia publicó una entrevista muy larga pero muy interesante con Aliya Mustafina. De ella se deja ver que Mustafina es una persona, madura, inteligente y básicamente una joya.
Esta entrevista fue traducida del ruso al inglés, que he usado como base porque obviamente yo no se ruso (aún) por Liubov de Gymnovosti.






Aliya, ahora estás disfrutando de tu libertad. ¿Cómo es la vida después de la gimnasia? ¿Es distinto a como te la imaginabas?
Todavía creo que no he terminado con la gimnasia y eso afecta a mi percepción de la vida. Considero el momento actual como un descanso de la gimnasia. Y eso es diferente a retirarse. Cuando has terminado por completo y necesitas pensar en que viene a continuación ya es una experiencia distinta. Por mi parte me puedo permitir disfrutar de las vacaciones.

¿Sólo disfrutar de las vacaciones? ¿Quizá ya estás echando de menos la gimnasia?
De momento, solo disfrutando. Con todo lo que está pasando ahora no tengo tiempo de aburrirme. Tengo una meta, me está esperando en algún punto del futuro, y eso me inspira, da sentido a mis días. Sé porqué estoy descansando ahora, y eso es importante para mí. Mis días son bastante tranquilos. Puedo pasarme el día entero en la cama o quedar con mis amigos e ir a ver una película, o salir de compras o cocinar algo. Ahora mismo vivo la vida de una persona normal.


¿Es esto inusual para ti? ¿Has descubierto algún placer de la vida que no habías experimentado antes?
No, nada inusual. Incluso cuando entrenaba a tiempo completo no me sentía privada de nada. Sí, no me podía levantar después del mediodía. No niego que eso esté bien. Pero por otro lado incluso cuando me tenía que levantar a las siete de la mañana no era tan difícil, incluso no siendo una persona que madruga.

Si recordamos los Juegos de Rio ¿Qué pensabas cuando te marchaste de Rio? ¿"Por fin se ha terminado" y "Nunca más"? ¿O pensabas de manera de manera inconsciente "no puede ser la última, quiero más"?
La verdad es que me fui de Rio pensando que ya se había acabado. Los Juegos fueron extremadamente duros no sólo para mí, si no para todos. Donde sea que estuviese hablando con otra gimnasta, todas decía : estos Juegos son agotadores, a ver si se acaban. Así que por eso me fui aliviada, pensando más en como iba a estar tranquilamente en casa y ya no habría nada estresante.

Aliya ¿Como te las apañas? Nosotros, los periodistas que estuvimos en la concentración previa a los Juegos, vimos con nuestros propios ojos que no estabas preparada, que las cosas no iban bien estando los Juegos tan cerca. Y de repente eres la reina de las asimétricas otra vez con una medalla de oro.¿Es algún tipo de magia? ¿Cuál es tu secreto?
No hay magia. Para mí es más fácil ir a una competición en un estado de forma que necesita mejoría. Y cuando llegamos al lugar de la competición, una semana, diez o veinte días antes de la competición, alcanzo mi estado óptimo de forma. Porque si viajo preparada para competir , solo puedo empeorar desde ese punto. Así que es mejor cuando voy a las competiciones ligeramente a falta de preparación.

No hablas mucho de tu embarazo, pero ¿puedo preguntarte si es posible que vuelvas a al gimnasia después de dar a luz? Las gimnastas soviéticas podían hacerlo y la hija de Larisa Latynina se llama a sí misma campeona del mundo porque su madre compitiendo estando embarazada y ocultó su embarazo a todos. Pero la gimnasia se ha complicado mucho desde entonces.
No lo sabré hasta que lo intente. Desde luego que la gimnasia es mucho más difícil ahora. Hay muchos elementos difíciles, todo ha cambiado desde entonces. Tengo que intentarlo primero antes de hablar de ello. No tengo un objetivo de volver a la gimnasia y ganar medallas otra vez como necesidad. Empezaré a ponerme en forma poco a poco y ya veremos como va.

¿Cuando tomaste la decisión de volver? Los entrenadores nacionales me dijeron que cunado tu hijo tuviese tres meses tu madre se haría cargo de él y tú volverías a Round Lake cuando el equipo nacional vuelva del mundial.
No tengo un plan específico sobre el tiempo, cuando y que. Será lo que será. No creo que se puedan hacer planes sobre la marcha con cosas así. Supongo que en otoño sabré mejor cuando puedo volver: si es este año, como dice Valentina Rodionenko, o al año que viene. Repito: no lo sé seguro.

Aliya, ¿te casaste con tu marido por amor o solamente estabas encaprichada de él? [¿Qué mierda de pregunta es esta?]
Por supuesto que le quiero. El hecho de que también sea deportista me atrajo al principio y luego empezó a abrirse a mí. Es muy alegre, bueno y cariñoso. Puedo confiar en él en cualquier situación. Es la persona que siempre he querido para mí.

¿Fue amor a primera vista?
No a primera vista. Nos conocimos en un hospital donde ambos nos estábamos tratando lesiones deportivas, estábamos en la misma planta. Después empezamos a escribirnos durante mucho tiempo, y luego empezamos a hablar por Skype.


Cuando volviste de los Juegos de Londres te volviste muy famosa y te empezaron a invitar a todo tipo de programas de cocina y te preguntaron si podías cocinar algún plato tradicional tátaro. Tu padre contestó: "No tentéis al señor con cocina tátara, ella sólo puede cocinar huevos" ¿Puedes cocinar algo más que huevos ahora?
Puedo y podía hacerlo entonce. Es sólo que mi padre era muy protector conmigo. Siempre me ha gustado cocinar cuando no estoy en Round Lake. Así que no es problema para mí. El primer plato que aprendí a cocinar fue borscht [sopa de verduras cuyo principal ingrediente es la remolacha] Después mi padre me enseño está genial receta de sopa: pon todo lo que encuentres en la nevera en una olla. Creo que así se inventaron los mejores platos, incluida la pizza o la paella. Se me dan especialmente bien las sopas. ¿Qué más puedo cocinar? Todo lo que la gente cocina en Rusia. Todavía no estoy preparada para la repostería, ni siquiera he intentado hacer una tarta Charlotte. Tampoco he estudiado la cocina tátara. Si lo hago le diré a mi madre que me enseñe, es muy buena haciendo platos tátaros. Mi abuela, la madre de mi padre se lo enseñó todo.

¿Cual es tu receta para una familia feliz? ¿Como la definirias?
Respeto, confianza y amor el uno por el otro. De corazón, deseo tener la familia tan buena que tienen mis padres, estar juntos durante tantos años. Son un ejemplo de respeto, confianza y amor para mí.

¿Cómo reaccionó tu familia ante tu decisión de volver a la gimnasia? ¿Lo dieron por hecho?
Mi marido me apoya en todo, en todos mis sueños. Mi madre está en contra. Bueno, en contra es una palabra muy fuerte, no es que estuviese diciendo "no, no puedes, nunca". Sólo da su opinión "¿por qué lo necesitas? Recuerda cuantas lesiones has tenido" y así todo el rato. Pero luego mi padre dice "está bien, déjala que lo intente". Mi madre lo dice por amor, es comprensible.

Por cierto ¿Por qué "necesitas" esto? ¿Crees que aún no lo has dicho todo en la gimnasia?
No trato de decir nada. Estoy compitiendo para mí, para mi equipo, porque lo disfruto. Eso es. No tengo nada que demostrar, sólo hago mi trabajo. Especialmente ahora, mi principal vara de medir para todo es si me trae felicidad. Ayudar al equipo me hace feliz. Estoy tan feliz de poder ayudar al equipo que no quiero que se acabe. Incluso con el hecho de tener una responsabilidad extra porque las otras chicas son jóvenes e inexpertas y si un fallo puede afectar a su confianza... Tengo la oportunidad de explicarles que está bien tener fallos, se mejor que muchos que no es posible ser perfecta todo el tiempo. También puedo ayudarlas a evitar fallos, creo que es una labor muy importante. Las lesiones nunca me han frenado. Además, creo que es muy interesante tratar de volver después de dar a luz.

La gimnasia sigue cambiando, nuevas reglas se añaden. ¿Qué piensas de los nuevos cambios en el código? ¿A qué dirección van?
Va hacía... adelante. Las reglas no cambian porque sí, siempre hay razones. No puedo decir si las reglas son convenientes o no. Son normas que tenemos que seguir de todos modos. Por ejemplo, los cambios que hubo después de Londres fueron mayores que los que ha habido después de Rio. Han hecho la gimnasia más bonita y agradable de ver. Creo que eso es bueno. Creo que es un nuevo aire que hace que todo crezca y evolucione.

¿Cómo está el equipo de Londres al que tanto aprecias?
Ksenia Afanasyeva se está recuperando de sus lesiones, pero quiere volver [Afansyeva está también embarazada, sería muy interesante si las dos son capaces de volver después de tener una criatura]. Masha Paseka está entrenando, a veces también haciendo rehabilitación, pero mayormente entrenando. Tiene algunos problemas de espalda y tiene que bajar el ritmo de sus entrenamientos, pero en general, está haciendo salto. Y estamos esperando a Vika Komova. En cierto punto parecía que estaba de vuelta, fue campeona del mundo en asimétricas,  pero también tenía una lesión de espalda y no una leve. Justo antes de los Juegos la espalda le dolía tanto que tuvo que dejar de entrenar. Por supuesto, es muy duro a nivel psicológico, después de un parón tan largo, volver a entrenar otra vez. Así es como las cosas han sido para ella. Pese a todo, la estamos esperando. Gimnastas como ella son siempre bienvenidas en el equipo.

Felicidad en la gimnasia ¿siempre ha sido así para ti?
Creo que depende más de la edad. Después de los Juegos de Londres, siempre fue divertido para mí.
Pero también hubo momentos donde no quería hacer nada, aunque, eran principalmente durante los entrenamientos. Para ser sincera, empecé a divertirme compitiendo solamente después de Londres.
[Menos mal, porque durante todo ese ciclo parecía estar medio muerta cuando competía]

Creo que te divertiste mucho cuando tenías dieciséis años. En tu primer mundial estabas levitando de felicidad.
Realmente no entendía nada por aquel entonces.Todavía no era adulta. Después pasaron cosas distintas. A veces estaba muy cansada mentalmente. Tenía que pensar en distintas maneras de volver a tener ganar de entrenar. Cuando no hay emociones, no hay ganas de continuar y necesitaba hacer algo con eso... ¿Qué hice? Traté de buscar una distracción. No pensar en eso, tratar de pensar en otra cosa. Seguí yendo al gimnasio a entrenar, tanto como me lo permitiera mi estado. ¿Psicólogos? No, nunca he visitado a ninguno. No es que no me fíe de ellos... es sólo que sólo yo sé que pasa por mi cabeza. Tengo todo amueblado en mi cabeza y está bien, pensar en que alguien de fuera se entrometa, todo se derrumbaría.


Han pasado dos cosas que han hecho que básicamente toda Rusia hable de gimnasia. Olga Korbut subastó sus medallas y Nastia Grishina hizo público que su madre y sus tres hermanos desempleados le habían robado su dinero, mientras ella acababa en la calle con un bebé. Sugiero empezar con Korbut. ¿Qué piensas de su situación?
Soy imparcial. Son sus medallas, ella las ganó. Hizo lo que quiso con ellas. No creo que haya más que añadir.

Si estuvieses en una situación extremadamente difícil, por ejemplo, en dificultades económicas ¿pensarías en vender tus medallas?
Si estuviera en dificultades económicas y no lo pudiese solucionar de otra manera... haría lo mismo, sin ninguna duda. El título de campeona olímpica no está en la medalla. El título no está a la venta. Así que si la vida te obliga a vender las medallas, claro, puedes venderlas, no hay problema.

Cuando la información sobre la venta se hizo pública, todos los periódicos empezaron a sacra historias que no dejaban muy bien a Olga Korbut. No las vamos ha repetir, sólo intento comprender la situación. Era una ídolo de masas, todo Estados Unidos se enamoró de ella, el surgimiento de la gimnasia en Estados Unidos fue producto de su fama. Siempre he pensado que no puedes engañar a los fans. Los fans no aman a nadie sólo por sus méritos y Korbut era querida de una manera en la que pocos lo son. ¿Qué hacer con esto? ¿Puede la gente estar equivocada? [Yo juraría que Korbut dijo en twitter que las vendió porque le salió del pie y que no tenía ninguna dificultad...]
Lo primero, la gente mira sus competiciones. Olga Korbut era increíblemente encantadora compitiendo en suelo. Era difícil de ver como era como persona, cual era su personalidad. La gente sólo veía a la gimnasta y la quería como gimnasta. Pocos la conocían como persona. Cuando se retiró, tuvo que vivir como persona, no como gimnasta, y eso fue una vida muy diferente. Tiene que poner una línea divisoria entre la vida y el deporte. Al menos, es lo que siempre he hecho. Sigo pensando que he conseguido mucho en el deporte, pero no en la vida.

¿No crees que no deberías juzgarte con tanta dureza? Especialmente, sabiendo que el deporte siempre ha sido tu vida.
Exactamente. Pero no son lo mismo. Quiero encontrar algo que me encante hacer.

¿Lo has encontrado ya?
El deporte no es para siempre. Así que quiero encontrar otra cosa. Puede que conectada al deporte, pero distinta. No quiero entrenar. ¿Cómo encuentra la gente lo que ama? A veces ocurro junto a alguna situación de tu vida, otras es repentino, como caído del cielo, la gente lo prueba y se da cuenta de que le encanta aunque pensaban que nunca habían pensado en hacer eso antes. Yo todavía no lo tengo. Simplemente vivo para mi familia. Y como he dicho, estoy pensando en volver a la gimnasia. Así que no puedo pensar en nada más, es muy pronto, no debería precipitarme.

Aliya, todavía no nos has contado como reaccionaste ante la historia de Nastia Grishina. Es tu amiga de los Juegos de Londres. Su madre vivió con vosotras en las concentraciones, estaba siempre con su hija, se preocupaba por ella, le arreglaba el pelo y luego ocurrió todo esto...
Se puede discutir eternamente quien tiene razón en esta situación. Pero lo primero... es su problema. El problema de su familia. Sólo conozco la versión de Nastia. Sólo puedo darle mi apoyo. Han pasado muchas cosas. Hasta donde sé, Nastia no es la única que ha pasado por esta situación. Simplemente su historia se ha hecho pública. No todo el mundo decide hacerlo público. Alguien ya ha dicho que Nastia se equivocó yendo a televisión y a los periódicos. Yo no estoy de acurdo con eso. Creo que Nastia tiene derecho a decidir que es lo mejor para ella. Así que, si tomó esa decisión, era porque lo necesitaba. Es como con Olga Korbut, la gente hace lo que considera correcto. Se protege tan bien como puede y eso está bien. Por cierto, mi madre todavía se ocupa del dinero que he ganado, no me meto ni hago preguntas. Es normal confiar en los padres de esa manera. Debería ser así. Todos confiamos en nuestros padres ¿por qué no deberíamos? Y Nastia no era una excepción. Es sólo que algunos hemos tenido suerte y otros no. Nastia no tuvo suerte.



2 comentarios:

  1. Ayy, me encantó la entrevista, la adoro :)

    ResponderEliminar
  2. Aww♡ tan angelada ella siempre, la extraño tanto en la gimnasia.
    No sabía nada sobre lo de Nastia, que brutal pobre.
    Las gimnastas Rusas tienden a ser madres muy jóvenes, jaja

    ResponderEliminar

*Trata de ceñirte al tema en la medida de lo posible, de no ser posible hay una bonita cuenta de Ask.fm o correo electrónico . La autora del blog no muerde (muy fuerte) :3
*Spam no, gracias.

Y sobre todo, muchas gracias por tu comentario. ^^