sábado, 25 de enero de 2020

Diversión traduciendo: Mustafina en retrospectiva y en busca de la inspiración

A principios de mes Gymnovosti publicó una entrevista a Aliya Mustafina, no trae nada realmente novedoso pero es una entrevista donde hace retrospectiva de sus carrera, su vida y la búsqueda de la inspiración para ponerse a entrenar de cara a los Juegos de Tokyo.
Fuente

¿Cuándo miras a tu hija Alisa, ves a una deportista en ella?
Por supuesto, me gustaría que hiciese algún deporte. Pero tampoco es algo tan importante que sea nivel de élite o a nivel de base.

Pero ya estás haciendo estiramientos con ella ¿verdad?
No realmente, sólo estaba tirada en la cama y le dije: "oh, una voltereta, ¿te acuerdas como si hace?" Y eso es todo.

¿Te ha visto competir en televisión?
Sí. "¡Mamá, mamá! Ahí está mamá. Pero acaba de empezar a hablar, a expresar pensamientos.

¿Sentiste que eras madre en el momento que nació tu hija?
No, no al momento. Lo sentí algo más tarde, un mes después, cuando pasó lo peor, cuando tu rutina cambia y te das cuenta que tus horas de sueño ya no dependen de ti. En estos momentos, entiendo que esta es mi nueva vida.

¿Y cómo es esa nueva vida?
El primer mes fue muy duro. Por suerte, mi madre estuvo conmigo, me ayudó mucho, no tuve ni depresión ni bajones, todo fue muy bien. Lo único verdaderamente difícil fue adaptarme a la nueva rutina, había llevado los mismos horarios durante los últimos diez años y se acabó en un instante. Alisa es también muy artística. A veces pienso que, tal vez, debería ser actriz en vez de deportista.

¿Sentiste que habías crecido mucho cuando nació Alisa?
Me llevo sintiendo así desde hace tiempo porque me fui de casa para vivir en Round Lake hace exactamente diez años. Allí no está tu madre, nadie te hace la colada, estás sola. También, cuando eramos pequeñas, nuestros padres no nos mimaban, mi hermana y yo íbamos solas al gimnasio desde que tenía siete años. Tenía siete, ella cinco, le cogía de la mano y rumbo al gimnasio.

¿Cúal es tu recuerdo más feliz de tu infancia?
Todos mis recuerdos de la infancia son felices. Íbamos al campo, cuando era pequeña, de vacaciones en verano. Venían todos nuestros parientes y lo pasábamos genial. Montábamos en bici, nadábamos en el río, a recoger setas con mi abuela, ir al mercado con ella, contar historias de miedo por la noche...

¿A oscuras?
Por supuesto. Teníamos amigos mayores, un vecino era muy bueno a la hora de asustarnos. No recuerdo haber asustado a nadie. Creo que era demasiado tímida.

Entonces ¿fue tu infancia una felicidad constante?
Sí. No puedo decir que no tuve infancia. Fue algo diferente, no como la de los niños que no se dedican a algún deporte. Pero sigue siendo infancia. Y aunque me fui a Round Lake a los catorce años, no sólo entrenábamos allí, teníamos amigos, nos lo pasábamos bien, salíamos después de los entrenamientos o nos juntábamos en la habitación de alguien...

¿Recuerdas tu primer mundial?
Sí. En mi primer año compitiendo a nivel nacional con las mayores, gané el campeonato nacional y la copa pero no era lo suficientemente mayor para competir internacionalmente.

¿Estabas triste por ello?
Pienso que si hay normas, no importa que estés triste, no puedes cambiar nada. Pero esperaba ganar, Sabía que era bastante competitiva, tenía buenos ejercicios, además mis entrenados me llevaron muy bien hasta mi primer mundial, llevábamos preparándonos durante mucho tiempo. También era muy joven.

¿Tenías miedo?
No, después de todo, las competiciones no son tan diferentes entre sí, al menos para mí, en como las siento. Siempre es calentamiento, saludar, salir y competir. Así que nunca sentí ninguna presión añadida.

¿Entonces saliste ahí y te convertiste en campeona del mundo?
 Bueno, casi. Estaba un poco nerviosa antes de la barra pero confiaba en poder hacerlo. Y cuando hice barra, eso fue todo.

¿Recuerdas el momento cuando te diste cuenta que eras primera?
Cuando acabé suelo. La final individual acabó, hice mi suelo, saludé a los jueces y lo supe. Sabía que tenía un punto sobre la segunda y que nadie podía conseguir una nota un punto superior. Fue una felicidad infantil. Creo que no llegaba a entender lo que había conseguido. Sólo ganar un competición. Sí, estaba bien. Pero estaba en buena forma, tenía ejercicios bastante buenos y, posiblemente, por eso todo me resultó relativamente fácil. Aún así, todo deportista apunta a unos Juegos Olímpicos, es la principal competición. Y fue como, el mundial ha terminado, pues vale.

Tiempo después, también ganaste el oro olímpico. ¿Lo sentiste diferente?
Diferente, pero tampoco lo llegué a entender en el momento. Las emociones más intensas de los primeros Juegos fue cuando vi la nota, no tenía la dificultad más alta.

En asimétricas ¿cierto?
Sí. Competí de forma muy limpia, pero no esperaba poder ganar. Así que, cuando vi la nota y el entrenador y todo nuestro equipo empezó a gritar de alegría, fue el momento más memorable. Aún hoy, cuando vuelvo a ver el vídeo, espero a ese momento y aún se me pone la carne de gallina.

¿Ha día de hoy?
Sí. Incluso ahora me emociono. Allí, casi ni me enteraba ¿qué había pasado? No me acuerdo de la entrega de medallas, creo que estaba eufórica.

¿Qué pasó después? ¿Te sentiste exhausta? ¿Cansada?
No, no sentí nada de eso después de Londres. No había pensado en retirarme, tenía sólo 18 años. Al contrario, me sentía maravillosamente bien. Por supuesto, hubo un descanso, pero volví muy feliz al gimnasio después.

Por cierto, ¿Vas siempre contenta a entrenar? ¿Has tenido momentos en los que te has obligado a ir?
Cuando eso pasa empiezo a pensar que mañana será más fácil. Y no te apetece menos porque sea duro. Si algo es muy difícil, haces lo que es más fácil, más sencillo. Creo que si alguien simplemente se deja llevar o la obligan a hacer algo, no va a salir nada bueno. Pero cuando ocurre lo contrario, cuando alguien realmente quiere algo, puede mover montañas.

¿Entonces es imposible hacerlo sin disfrutarlo?
Imposible. Aunque, creo, que no todo se basa en disfrutar, no hay mucho de eso. Es más bien el deseo, el deseo de conseguir algo, de entrenar, de aprender nuevos elementos y de ganar.

¿Fue Rio distinto a Londres?
Sí, en 2016, todo lo hice de forma calculada, todo había sido planeado anteriormente. Pensaba de otra manera y supongo que incluso diferentes objetivos y metas. Era la mayor y la capitana. Esta vez mi principal objetivo era ser el punto de apoyo del equipo porque teníamos a tres chicas muy jóvenes y eran sus primeros Juegos. Entiendo muy bien como se sentían. Nos juntabamos a menudo y me preguntaban cosas.

¿Qué preguntaban?
Sobre los Juegos, como se sienten. "¿Estaremos muy nerviosas?" Y estaba nerviosa por ellas porque estoy acostumbrada a ser la capitana desde 2014 y de competir en Europeos y mundiales junto chicas más jóvenes y ayudarlas.

¿Fue también distinto ganar el segundo oro olímpico?
Lo principal fue la felicidad.  Después de todo había conseguido ganar otro oro.

Pero fuiste quien lo consiguió.
Nuestro deporte es bastante subjetivo y una décima puede significar una décima. Así que estoy muy contenta de haber podido hacerlo todo y tener esa décima de mi parte. Sentí tranquilidad  pensé que la regularidad era un signo de maestría.

¿Tranquilidad?
Sí. Por supuesto, también hubo felicidad pero especialmente después de Rio, me sentí liberada cuando terminó todo.

¿Estabas cansada?
Sí, porque fue mentalmente agotador el hecho de no saber hasta el último momento si íbamos a estar en los Juegos o no. Estaba más preocupada por las chicas que por mí. Yo ya tenía una medalla pero ellas aún eran jóvenes. ¿Cómo explicar que estas entrenando, esforzándote seis días por semana y de repente un hombre dice que no puedes competir?. Así que cuando los Juegos acabaron, irme de vacaciones fue una delicia.

¿Qué fue lo primero que hiciste?
Fui al campo, con mis padres.

Como durante la infancia.
Sí. Me fui al campo porque no quería ni llamadas ni correos, ni entrevistas ni programas de televisión. Por eso escapé de la ciudad. Pude descansar lo suficiente a pesar de tener que volver a Moscú en seis días. Pero fue suficiente.

¿Hay algún día en los que nada sale bien en el entrenamiento?
Hay días donde todo sale, los llamamos días buenos. Cuando tienes mucha energía y te mueves entre aparatos rápido y sin errores. Pero, por supuesto, también hay días malos, y bastante a menudo. Últimamente, dependía de mi nivel de energía. Sí tengo mucha energía, puedo hacer cualquier cosa. Y viceversa.

¿Qué más te ayuda a aliviar tu estrés y fatiga además de ir al campo?
Ir a un partido de fútbol.

¿De verdad?
Empecé a ir a partidos en algún momento de 2015. Fui a varios y me di cuenta de que me proporcionaba mucha energía y sentimientos. Toda esa gente gritando y animando... Sientes como si hubiese una enorme bola de energía dentro del estadio y tú estás dentro de ella. Es increíble, muy guay. Así que, cuando no tengo energía, ni emociones, cuando no quiero hacer nada, ¡es cuando necesito ir a un partido de fútbol! Fui a partidos del Spartak. Incluso fui a la "fan zone", fue algo increíble. Es como estar volando durante dos horas.

Los fans de la gimnasia no son tan ruidosos, desde luego.
Por supuesto, las aficiones son distintas. Y cuando competimos, nos aislamos de lo que ocurre a nuestro alrededor, en la grada, porque te distrae. Si estabas haciendo un elemento y también escuchando a gente gritando a tu alrededor, puedes caerte de la barra o algo así. Así que, aprendemos a pensar sólo en el ejercicio.


Después de ser madre ¿Cuándo decidiste volver a la gimnasia?
Siempre supe que iba a volver, de que lo intentaría. Incluso antes de quedarme embarazada.

¿Por qué?
Tenía curiosidad por saber como era. Y no hay mucha gente que lo haya hecho, lo cual es muy tentador. Así, que nunca llegué a dudar de que volvería.

¿Qué edad tenía Alisa cuando volviste a entrenar?
Tres meses.

¿Fue duro?
Mucho. Fui al gimnasio y me di cuenta que no podía hacer ni los elementos más simples. Tuve que empezar de nuevo en casi todo.

¿Cuándo empezaste a recuperar elementos?
Después de unos dos o tres meses. Hice mucho entrenamiento de fortalecimiento, ponerme más o menos en forma, y los empecé a recuperar gradualmente.

¿Fue duro dejar a tu hija en casa?
No, estaba con mi madre, así que estaba tranquila. Al principio fue duro dejarla cuando estaba de viaje. Pero si iba a una concentración, seguía volviendo a casa de vez en cuando.  Pero cuando cumplió un año, empezó a sentir otras cosas, dolor, alegría y lágrimas. A veces no me deja irme. Me llego a ir cuando está durmiendo por eso. Y cuando vuelvo se pone muy contenta.

¿Cómo es ser madre?
No sé como explicarlo... para mí, la alegría de la maternidad es, supongo, que ahora sé que lo tengo todo. Tengo un lugar donde vivir, tengo a mis padres, a mi hija. No necesito pedir nada, lo tengo todo y estoy muy contenta.

¿Cómo te sentiste tras ganas la plata en el mundial de 2018?
Primero, conseguimos nuestro objetivo, clasificarnos para los Juegos. Y segundo, no empeoramos, eso también es importante.

¿Te molesta que las estadounidenses sean tan fuertes?
No. Puede que sean tan fuertes porque tengan otro enfoque de los entrenamientos o algo similar.

¿Pero es posible vencerlas?
En cuanto Simone Biles se retire, será posible. En el último mundial, el equipo ganó básicamente por ella.  El resto de las chicas tienen un nivel similar.

¿Entonces significa que es un fenómeno único?
Absolutamente.

¿Ha habido antes alguien como ella?
No, nunca.

¿En que momento tomaste la decisión de tomarte un descanso de la gimnasia?
Después de la concentración en Japón. Se acumularon muchas cosas, no había visto a Alisa en mucho tiempo y en general la concentración fue bastante bien. En ese momento me di cuenta que me estaba empezando a hartar del gimnasio. Y decido tomarme un descanso para no desanimarme.

¿Pero tienes pensado volver?
Sí, pero por mí misma. Levantarme por la mañana y darme cuenta que es el momento. Que lo quiero, que lo necesito, que estoy desesperada.

¿Crees que llegará ese momento?
Eso espero.

¿Tienes pensado ir a Tokyo?
Sí, es mi objetivo.

¿Pero te sentiste aliviada cuando te tomaste este descanso?
Absolutamente. El nerviosismo, la pesadez, el cansancio se fueron... me sentí muy ligera. Por fin podía pasar tiempo con Alisa. Me la traje del campo, la llevé a Moscú y pasamos un mes las dos solas.

¿Estás cansada de la gimnasia en general?
No, porque la gimnasia es parte de mi vida. No tengo pensado dejarla atrás. Quiero promocionar este deporte y ayudar en la medida de lo posible. Y, supongo, que no podría simplemente irme después de tantos años dedicada a la gimnasia. Es como amor, está aquí y no puedes hacer que se vaya.

¿Eres una persona feliz?
Absolutamente.

















martes, 21 de enero de 2020

Aventuras de gimnasio I

Empezamos con las aventuras de gimnasio de año olímpico, en el que esperamos que el personal comparta cosas que está entrenando para dar lo mejor de si mismas en los próximos Juegos Olímpicos, o probar cosas nuevas por diversión. Y tengo que decir que el personal ha empezado el año con muchas ganas.

Lilia Akhaimova está entrenando un Moors


Sunisa Lee un Nabieva (Tkachev en plancha desde apoyo de plantas) con 1/2 giro / en agarre mixto que viene a ser lo mismo, que enlaza con un Pak.

La última de Sabrina Voinea (2007) es un Yurchenko triple (con un poquito de ayuda)

Sydney Morris es una senior de primer año estadounidense y está entrenando una 
combincación de zancada cambio, zancada cambio 1/2 + mortal atrás con pirueta.

Puede que Elena Eremina esté entrenando un doble-doble de salida de asimétricas, o un Mustafina
 (doble agrupado con pirueta y media) o simplemente se ha pasado de revoluciones.

Mai Murakami se ha unido al grupo de los triple cosacos en barra.

Oksana Chusovitina entrenando un doble adelante en el trampolín, o puede que esté perfeccionando
la técnica del Produniva...

¿Conocéis ese refrán que dice "Nunca es tarde si la dicha es buena"? Después de tantos años, Mykayla Skinner está perfeccionado su bloqueo en salto, para hacerlo por fin con los dos brazos.

Jennifer Gadirova está preparándose para debutar a lo grande: doble agrupado 1/2 de salida en barra, Amanar, López y doble-doble en suelo.


miércoles, 15 de enero de 2020

Amy Tinkler se retira

Amy Tinkler ha anunciado hoy su retirada de la gimnasia a los 20 años. Se retira siendo una de las gimnastas británicas con más éxito.

"Cuando una puerta se cierra, otra se abre. Gracias a la comunidad gimnástica, habéis sido toda mi vida y esto no es un adiós. A corto plazo, estoy emocionada por tener nuevas oportunidades, especialmente en un año olímpico como este donde sé que el equipo británico volver a captar la atención del país con una fantástica competición en Tokyo."
Fuente

Tinkles debutó como senior en 2015, ese año fue sexta en suelo en el Europeo y en el mundial consiguió el bronce por equipos y finalizó en vigésimo tercera posición en la final individual.
En 2016 consiguió el mejor resultado de su carrera con el bronce en suelo en Juegos Olímpicos de Rio.
En 2017 después de no poder terminar la American Cup, consiguió el bronce en la Copa de Londres, más tarde ese mismo año acabó decimoséptima en la final individual del mundial.
Su última competición fue el nacional británico de 2018, donde fue plata individual, plata en salto  oro en suelo.  Una lesión de tobillo en la Copa de Birmingham de ese año por la que tuvo que pasar hasta tres veces por el quirófano, fue la que le ha mantenido desde entonces lejos de la competición.

domingo, 12 de enero de 2020

Diversión traduciendo: Que hizo que Brasil no se clasificara para Tokyo


Gymnovosti publicó este artículo el pasado 3 de enero. Originalmente publicado en Olharoolympico justo despues del mundial.
Artículo original

A pesar de que ya tiene su tiempo no deja de ser un análisis muy interesante sobre la gimnasia brasileña y de que es un desatre con patas.

¿Qué hizo mal Brasil  para quedarse fuera de Tokyo 2020?
Los buenos resultados son sólo sostenibles cuando hay una buena infraestructura, deportistas con talento y entrenadores cualificados.
Si el equipo femenino brasileño fracasó en su intento de clasificarse para los próximos Juegos Olímpicos, a pesar de tener la mejor infraestructura para su mejor generación, no es difícil adivinar que es lo que falla; entrenadores de calidad. Con sólo unos pocos trabajando en el país, Brasil sufre para producir gimnastas suficientes para su equipo nacional.
Cuatro gimnastas reciben un total apoyo del COB (Comité Olímpico Brasileño): Jade Barbosa, Lorrane Oliveira, Flavia Saraiva y Rebeca Andrade, que entrenan que Flamengo, un conocido club de fútbol que tiene una sección de gimnasia por encima de la media (para los estándares de Brasil)
Carolyne Pedro y Thais Fidelis tambien son parte de estas elegidas. Con el paso de los años, han estado en el equipo entrenado por Valeri Liukin de manera permanente.
Sin embargo, mientras que las chicas de Flamengo tienen a su disposición a los fisioterapeutas, masajistas, médicos, psicólogos y nutricionistas del COB en Rio, las otra dos, pertenecientes al club Cegin en Curitiba, tienen que pagar por servicios similares.

Nadie niega que estas seis sean la élite de Brasil, que están un paso por delante del resto y merecedoras de todo el apoyo que puedan necesitar. Pero seis no son suficientes, y eso quedó muy claro en Stuttgart cuando, como solución de última hora, el equipo tuvo que recurrir a Leticia Costa, que trabaja como asistente en el COB y sólo entrena en su tiempo libre. Sacar adelante nuevos talentos requiere de entrenadores cualificados, clubes activos y una confederación con voz propia. Pero la CBG (la federación brasileña) no hace nada y el COB actúa como si le perteneciese el equipo femenino, imponiendo políticas fuertemente orientadas a las medallas.

Este blog pasó los últimos días al teléfono con gente que vive y respira gimnasia. Todos estaban sorprendidos del mal resultado, pero no porque pensaban que las cosas no iban tan bien. Simplemente esperaban que Brasil se iba a clasificar, de algún modo, para Tokyo, y después afrontar su mayor crisis en el siguiente ciclo.

¿Donde están los entrenadores?
El dos veces medallista olímpico Arthur Zanetti siempre tuvo a su entrenador de toda la vida, Marcos Groto, a su lado. El la regla de oro de la gimnasia: gimnasta y entrenador caminan juntos. Asi fue como Keli Kitaura y Francisco Porath llevaron a Rebeca Andrade al equipo nacional,  Alexandre Carvalho maduró con Flavia Saraiva, Roger Medina ayudó a Thais Fidelis a convertirse en la más prometedora del ciclo y Ricardo Pereira creció con Jade Barbosa.
Si Brasil está tan bien representado por sus principales gimnastas, es porque entrenadores con talento encontraron su potencial y estuvieron con ellas.
Podría haberse quedado así. A principios de 2016, Keli, Alexandre y Ricardo presentaron al COB un proyecto para ir a diferentes partes del país, lejos del sur/sureste, para desarrollar la gimnasia y encontrar nuevos talentos. Hubo muchas reuniones pero la propuesta fue rechazada. "No quiero estar en el camino de nadie. Era un momento complicado para el COB, los tres tenías ofertas para marcharse y no tenía los medios para apoyar el proyecto" dijo Jorge Bichara, director deportivo del COB.
Antes del final del año, la gimnasia brasileña había perdido a tres entrenadores. Keli y Alexandre se fueron a Nueva Jersey (EEUU), para empezar un proyecto en un club local. Ricardo está ahora en Canadá, buscando nuevos nombres y construyendo el equipo canadiense de 2024. Roger Medina se convirtió en el seleccionador argentino. No tuvieron el apoyo que necesitaban del COB o la CBG y también sus clubs les dejaron marchar.
Sólo dos, de los seis entrenadores que modelaron el equipo femenino de Brasil, siguen en el país: la ucraniana Irina Ilyashenko, que lleva viviendo 20 años en Curitiba y Francisco Porath, a quien el COB pidió trabajar específicamente con Flavia, Jade, Rebeca y Lorrane. Georgette Vidor, la descubridora de Danielle Hypolito, Flavia Saraiva y trabajó de cerca con Rebeca Andrade, es ignorada por la CGB. Fue a Stuttgart por su cuenta, la federación ni siquiera le pagó el billete de viaje. Tuvo que apoyarse en amigos internacionales para ir y ver a Brasil fracasar.

"Podemos decir que hay un "conocido monopolio"  en manos de Henrique Mota (coordinador del equipo femenino) y Jorge Bichara", se queja alguien con acceso al equipo. Ambos ejecutivos lo niegan. Según el COB, en 2014 su escuela de entrenadores, ABT, cualificó a 37 profesionales, después de 750 horas de entrenamiento. El año pasado todos recibieron un curso de reciclaje. La CBG recalca que en 2018 tuvieron lugar ocho cursos, todos abiertos a los entrenadores personales de las gimnastas. Quienes han hablado con este blog dicen esta esta iniciativa tardará años en mostrar resultados.
"Los entrenadores que podían modelar a la nueva generación ya no están aquí. Flavia y Rebeca puede que sigan compitiendo en 2024, pero habrá un vacío. Es imposible predecir si las nuevas chicas serán buenas, porque no hay nadie para trabajar con ellas" dice otro entrenador.

Un ejercicio de privilegios
Decir que el deporte no tiene la atención que merece sería deshonesto. La gimnasia femenina está entre las prioridades del COB y nunca han dejado de apoyar a las cuatro gimnastas de Flamengo, que entrenan todos los días en un espacio especial en Rio, junto a las de Cegin, Carolyne y Thais, aunque su base está en Curitiba.
El COB también paga a Rebeca, Jade y Lorrane un apartamento cerca del gimnasio, un privilegio para los deportistas de todas las disciplinas que están en "constante entrenamiento", de acuerdo con el comité.
De las cinco chicas que representaron a Brasil en Stuttgart, cuatro ganan al menos 10000 reales al mes (la media del país está un poco por encima de los 2000 reales). Este dinero viene del gobierno federal, el estado de Paraná (para Carolyne y Thais), Flamengo y la CBG. Por otro lado Leticia Costa vive con 925 reales mensuales por el program llamado Bolsa Atleta. Su club, Fluminense, no paga a sus gimnastas, pero ofrece becas. Para complementar su sueldo empezó a trabajar en la sede del COB, primero como aprendiz, luego como interna y ahora como asistente.
Leticio empezó a entrenar con intensidad sólo tres semanas antes del mundial, sabiendo que seguramente sería la suplente. Que es lo que ocurrió: Carolyne Pedro se lesionó y Leticia, que volvía tras un retiro de cuatro año, tuvo que dar un paso adelante. Bichara creía que era bueno para ella. "Encontró una manera de entrenar con su entrenador personal, en Fluminense, entre sus jornadas laborales, y fue capaz de conseguir los resultados que necesitaba. Se clasificó por sus resultados. Puede que sea la única gimnasta de este nivel en todo el país que tiene un trabajo al margen de sus entrenamientos. No creo que eso sea perjudicial. Le hizo crecer como persona" dijo, haciendo énfasis en que trabajar para el COB no influyó en su elección.
En el nacional, a pesar de sus pobres condiciones de entrenamiento, Leticia empató Carolyne Pedro en la final individual. Los entrenadores que accedieron a hablar con este blog dijeron que el problema no estaba en que Leticia estuviese en el equipo, si no que un equipo nacional con tanto apoyo financiero, político y estructural necesite  tirar de gimnastas no profesionales en un momento clave del ciclo olímpico.
"Todo el mundo sabía que Brasil sólo tenía seis gimnastas. Si dos se lesionaban, no quedaba nadie. Y eso fue lo que pasó: dos chicas se lesionaron y Liukin no tenía un plan B" dijo otro entrenador. Tres de las personas entrevistadas creen que a Daniele Hypolito, de 35 años, se la dejó de lado muy pronto. Fue campeona nacional en 2018, pero que no compitió en 2019. Es una de las 11 gimnastas que recibe un sueldo de la CBG, las otras son las seis "chicas top", Anna Julia Reis (que está lesionada) y tres juniors. La CBG asegura no poder decir cuanto recibe cada gimnasta, debido al acuerdo de no-revelación con Caixa Economica Federal. El mismo acuerdo les impide revelas los criterios de quien recibe sueldo y quien no. Aunque por la Bolsa Podio, Rebeca y Flavia ganan alrededor de 5000 reales al mes.

Sólo unas pocas compiten internacionalmente
Con los Juegos Panamericanos a la vuelta de la esquina, seguido del mundial, Brasil decidió no enviar a sus mejores gimnastas al Campeonato Sudamericano a finales de junio. Pero en vez de enviar a un equipo menos experimentado a Santiago, la comisión técnica decidió saltarse esa competición. "Esto debería haber sido una oportunidad para poner a prueba a las chicas que no se clasificaron al Panamericano o Stuttgart. Pero la CBG no envió a nadie, ni dijo nada" se queja un entrenador de un club importante.
Las consecuencias de no enviar un equipo "B" al Sudamericano pueden ser devastadora para el equipo femenino brasileño. Cinco gimnastas perdieron la oportunidad de conseguir medallas y de incrementar su beneficio de Bolsa Atleta, que aumentaría de 925 a 1850 reales. "Fue una decisión del comité técnico no ir a Santiago. Les damos esa clase de autonomía." dice Henrique Motta, tratando de implicar ningún tipo de crítica. "Siempre estamos reevaluando nuestros planes. Por supuesto, tenemos que poner los hechos sobre la mesa, tener la mejor perspectiva para conseguir el mejor resultado posible."

¿Ha dónde han ido las gimnastas?
Sólo Thais Fidelis, Carolyne Pedro y Leticia Costa compitieron en el nacional brasileño de agosto. Thais ganó la final individual, seguida de Carolyne y Leticia. Las otras gimnastas que compitieron no alcanzaron el nivel necesario para conseguir una plaza en el equipo nacional. Compitieron un total de doce senior. Una gimnasta es senior a los 16 años, así que cada año un nuevo grupo de chicas se convierte en seleccionable para el equipo nacional.
Durante este ciclo, sólo Carolyne y Thais tuvieron la oportunidad de representar a Brasil repetidamente a nivel internacional. El resto de senior, nuevas y veteranas, se perdieron por el camino, ya fuese por lesión o falta de incentivos. Pocos deportes son tan exigentes, tanto física, como psicológicamente. Y cuando un deportista no ve sus esfuerzos recompensados es difícil continuar.
Fabiane Brito se lesionó la rodilla y dejó la gimnasia. Sin apoyo, Julie Kim hizo lo mismo. Luiza Domingues dejó de ser seleccionada para el equipo nacional y redujo su tiempo de entrenamiento. Anna Julia Reis está lesionada y es posible que no vuelva.
"En 2012 también sufrimos para conseguir un equipo senior y casi no nos clasificamos. Pero sabíamos que no iba a ser algo permanente, que pronto Flavia y Rebeca estarían preparadas. Como cuando te quedas sin dinero, pero no pasa nada porque pronto tendrás tu siguiente sueldo.





jueves, 9 de enero de 2020

Diversión traduciendo: Mokosova apunta a un máximo personal en Tokyo 2020

Hoy me gustaría compartir un artículo que publicó International Gymnast en su web el pasado 5 de enero, donde hablaron con la gimnasta eslovaca Barbora Mokosova.

Artículo original


La olímpica eslovaca Barbora Mokosova le dijo a IG que, aunque competir en los Juegos de Rio 2016 fue lo mejor de su carrera, aspira a tener una mejor competición este verano en los Juegos de Tokyo.
"Queremos añadir nuevos elementos y enlaces a mis ejercicios para tener más dificultad" dijo Mokosova, que se clasificó para sus segundos Juegos por sus resultados en el mundial de Stuttgart. "Tendré que estar al 100% para mostrar todo lo que sé, y creo que lo conseguiremos y superaré mi máximo personal"

Mokosova dijo que fijó su atención en Tokyo justo después de Rio donde finalizó en cuadragésimoquinto lugar en la clasificación individual.
"Los Juegos de Rio serán siempre mi sueño hecho realidad, y cuando volví a casa supe que no era el final de mi carrera" dijo Mokosova que nació el 10 de marzo de 1997 en Bratislava. "Quería volver a tener esa sensación y volver a unos Juegos aunque sabía que eso sería muy difícil"

Para optimizar sus opciones de clasificación a Tokyo, Mokosova y su entrenador, Martin Zvalo, mejoraron sus ejercicios entre Rio y Stuttgart. En el proceso consiguió calma a nivel psicológico.
"Añadimos nuevos elementos y cambiamos los ejercicios" dijo Mokosova. "Mentalmente estaba más calmada y sabía lo que quería. Había alcanzado mi sueño y todo lo demás era un bonus para mí"

Mokosova, que ganó un total de siete medallas en la Copa del Mundo Challenge en 2017 y 2018, dijo que también es más madura y concienzuda tras Rio.
"Creo que no he cambiado pero he crecido y entiendo que tengo que hacer para clasificarme para Tokyo"

Mientras que Tokyo era el objetivo de Mokosova, su camino estuvo casi bloqueado por lesiones. Se lesionó el tobillo derecho en septiembre de 2018 y tuvo una cirugía en diciembre de 2018. Luego tuvo una lesión en el talón justo antes del mundial de 2019.
"El objetivo era claro. Siempre es difícil estar motivada, especialmente cuando no es posible y lo pasé mal. El año pasado fue especialmente exigente a nivel físico y psicológico. Me lesioné y tuve que operarme. Ese momento fue muy duro, pero sabía que no podía rendirme y luché. Una semana antes de Stuttgart, me rompí los ligamentos del talón y parecía que no iba a poder competir pero me dije "Esta es tu única oportunidad, y tienes que arriesgar" y lo conseguí"

El calendario pre-Tokyo de Mokosova incluye una posible concentración en Rusia y "sobre todo mantenerme sana"
Más allá de la carrera deportiva de Mokosova, le gustaría tener su propio gimnasio y trabajar con el comité olímpico y deportivo eslovaco. Sin embargo, Tokyo podría no ser su última competición.
"Amo la gimnasia, amo competir, amo entrenar y todo lo relacionado con la gimnasia. Si mi salud está bien continuaré haciendo aquello que amo"

Las chicas nuevas de clase

Vamos a hacer un repaso de las gimnastas más destacadas que este año pasan a senior.
Sólo mencionamos a unas pocas pero aquí os dejo con la lista que publica The Gymternet todos años que incluye a todo bicho viviente que ha pasado a senior este año (literalmente)

https://thegymter.net/2019/12/08/turning-senior-in-2020/

Vamos a empezar con Zoe Allaire-Bourguie de Canadá, empezó muy fuerte el año pasado compitiendo ya con las gimnasta senior y consiguiendo notas individuales en torno a los 53-54 puntos. Es una gimnasta con un ejecución muy buena en todos los aparatos y ha demostrado estar al nivel de las principales gimnastas canadienses.  Pero existe el problema que tuvo una lesión de cruzado en mayo del año pasado y habrá que ver a que nivel está y como va evolucionando.

Seguimos con China, donde queremos destacar a tres gimnastas.
La primera de ellas es Ou Yushan, gimnasta muy completa y simplemente maravillosa. El pasado año puntuó entre 54 -55 puntos a nivel individual y fue bronce individual en el mundial junior, competición donde consiguió la plata en suelo.
En el nacional chino llegó a competir una barra de 6.80
La segunda es Wei Xiaoyuan, fue bronce en asimétricas y plata en barra en el mundial junior, aparatos donde destaca especialmente y gracias a los cuales consiguió notas individuales en torno a los 54 en muchas ocasiones.
La tercer gimnasta es Guan Chenchen, es verdad que a nivel nacional ha conseguido muy buenas notas pero cuando miramos sus resultados a nivel internacional estos bajan considerablemente. Tiene una barra muy buena ha llegado a competir 6.7 y un Tsukahara doble en salto.


En cuanto a Estados Unidos su principal incorporación es Kayla DiCello. Actual campeona junior estadounidense que consiguió el oro en salto y el bronce en barra en el mundial junior. DiCello es una gimnasta muy completa con notas de dificultad en torno los cinco medio-alto en todos los aparatos lo que hace que sea muy competitiva llegando a puntuar 56.700 en el segundo día del nacional junior.
Otra gimnasta a destacar es Olivia Greaves, tercera en el nacional junior el año pasado. Empezó el año en torno a 53 puntos y terminó subiendo a 55. Destaca principalmente en asimétricas.

Jennifer Gadirova es la principal incorporación de Gran Bretaña, tiene uno de los mejores Yurchenkos dobles en general no tiene una dificultad demasiado elevada pero su gimnasia es fácil de disfrutar.

También será interesante seguir la evolución de Chiaki Hatakeda, hermana pequeña de Hitomi Hatakeda, aunque las japonesas no suelen ser gimnastas que tengan debuts muy sonados como senior. No destacó demasiado en el mundial junior (vigésimocuarta a nivel individual) aunque las notas del año pasado a nivel nacional podrían situarla entre las mejores gimnastas de Japón.

Silviana Sfiringu y Ioana Stanciulescu podrían ser la última esperanza que les queda a Rumanía. Segunda y primera en el nacional  rumano del año pasado a una distancia considerable del resto de senior son gimnastas completas que han estado compitiendo a buen nivel el pasado año. Pudiendo superar sistematicamente los 50-52 puntos a nivel individual y los trece puntos en cualquier aparato en múltiples ocasiones.

Y terminamos este repaso con Rusia, su principal incorporación, Vladislava Urazova. O lo que es lo mismo una maravilla con patas. Subcampeona del mundo junior, se ha quedado primera o segunda en todas las competiciones individuales en las que ha competido. Muy completa, destaca en todo y siempre por encima de los 54 puntos, llegando a superar los 57 a nivel doméstico.
También tenemos a Elena Gerasimova, destaca especialmente en barra, donde es la campeona del mundo junior y en suelo, donde fue bronce.
Por último tenemos a Yana Vorona, no tiene los resultados de sus compañeras pero tiene buenos ejercicios tanto en barra como en suelo y va mejorando poco a poco.



domingo, 5 de enero de 2020

Calendario 2019

ENERO
*WOGA Classics - Plano (USA) - 31-2

FEBRERO
*Copa del mundo - Melbourne (AUS)  - 20 - 23

MARZO
*International Gymnix - Montreal (CAN) - 6 - 8
*American Cup - Milwaukee (USA) - 7
*Copa del mundo - Baku (AZE) - 12 - 15
*Copa del mundo - Doha (QAT) - 18 - 21
*DTB - Pokal/ Copa del mundo individual - Stuttgart (GER) -20 -22
*Copa del mundo individual- Birmingham (GBR) - 28

ABRIL
*Trofeo de Jesolo - Jesolo (ITA) - 2 -5
*Copa de mundo individual - Tokyo (JPN) - 4-5
*Campeonato Pacific Rim - Tauranga (NZL) - 17-19

MAYO
*Campeonato de Europa - Paris (FRA) - 30 - 05
*Campeonato Panamericano - Orem (USA) - 7-10
*Copa del mundo challenge - Varna (BUL) - 14-17


JUNIO
*Copa del mundo challenge - El Cairo (EGY) - 5-8
*Copa del mundo challenge - Koper (SLO) - 11 -14
*Copa del mundo challenge - Osijek (CRO) - 18-21
*Copa del mundo challenge - Mersin (TUR) - 26 -28

JULIO
*Juegos Olímpicos - Tokyo (JPN) -24-9

OCTUBRE
*Copa del mundo challenge - Szombathely (HUN) - 1 - 5