martes, 17 de abril de 2018

Mustafina al habla

                                                          Mustafina en Rio (Imagen de Getty Images)

Mañana empieza el nacional ruso y os traigo una entrevista a Aliya Mustafina, que tradujo originalmente Gymnovosti, con motivo de su vuelta a la competición.
Artículo original

En el patinaje sobre hielo femenino casi ninguna campeona olímpica puede encontrar la motivación para seguir en el deporte. Tú estas preparándote para tus terceros Juegos habiendo ganado ya en los dos anteriores. ¿Cómo es de difícil?
Tampoco tengo esa motivación. Todo lo que hago ahora, lo hago sólo por mí. Me gusta entrenar, me gusta sentir como mi cuerpo se pone en forma. Y quiero intentarlo, si es posible volver después de tanto tiempo, después de dar a luz. En otras palabras, no lo llamaría motivación. Tan sólo es un reto personal.

Estoy tratando de recordar ¿hay otras gimnastas en activo que hayan tenido hijos? A parte de Oksana Chusovitina.
De momento no.
[Luba ha remarcado al final de su artículo que Eleonora Afanasyeva y Goksu Uctas son otras gimnastas en activo que han sido madres]

Los entrenadores del equipo nacional dicen que nunca se han visto entrenar con tanta intensidad.
En realidad, hay todo tipo de días. Hay días en los que las cosas te salen, otros en los que no. Al principio no estaba nada claro. Venía al gimnasio, no tenía la musculatura, la fuerza, no podía hacer los elementos que pueden hacer los niños fácilmente. Tenías sentimientos encontrados. Por un lado entendía que necesitaba tiempo para recordarlo todo. Por otro, a veces me desesperaba "¿y si no puedo?"

¿Qué ha sido lo más difícil de recuperar?
Lo más difícil ha sido esperar. Cuando ya has entrenado algo, necesitas tiempo para dar el siguiente paso y llegar a un nivel superior. Especialmente cuando tenía que recuperar masa muscular y no es un proceso rápido. Por ejemplo, no he perdido el equilibrio en la barra, pero casi había perdido mi memoria muscular. Me llevó varios meses recuperarla: empecé a entrenar en septiembre y hasta diciembre no poder probar elementos complicados. Eso ya ha quedado atrás pero aún así no voy a forzar. A mi edad hay que hacer las cosas con cabeza, no deprisa.

¿Hay algún tipo de punto de control?
Sí, claro. Mi principal objetivo es estar en forma para el campeonato de Europa. Eso será en agosto.

Si lo he entendido bien ¿estamos hablando del concurso completo y no de aparatos concretos?
Sí. Mi primera competición será en nacional ruso, pero primero, no pretendo hacer mi máxima dificultad. y segundo, no tengo fijado el meterme en ningún equipo. Sólo necesito recordar como competir, como calentar, como actuar, como comportarme.

¿Te has planteado el que no puedas entrar en el equipo nacional?
Para nada. Desde el principio, me dejé muy claro que todo lo que haría lo haría por mí. Y ahora tengo la confianza de que todo va a funcionar.

¿Te molesta la opinión de los demás?
Llevan años sin molestarme. Antes sí, ocurría, prestaba atención. Pero luego me di cuenta que no importa como me mire la gente ni lo que digan de mí. Para mí lo importante es saber lo que quiero.

¿Qué es lo que quieres ahora? ¿Volver al nivel o que tenías o dar un paso más?
Ahora mismo las normas de la gimnasia han cambiado mucho. Antes, por ejemplo, había requisitos especiales, cinco y cada uno contaba medio punto. Ahora sólo hay cuatro, han quitado el requisito de tener una salido de valor D. Así que ahora puedes hacer la salida que quieras que no bajará tu dificultad general. Las normas han cambiado para todas, no sólo para mí. Por ejemplo, no me importa que salida hacer, pero para alguien que tenga dificultad con una salida de valor D, será más fácil. Si hablamos de la dificultad del ejercicio en general, todavía no estoy haciendo todo lo que podía hacer antes. Pero quiero recuperarla para agosto. Mi mayor obstáculo, extrañamente, son las asimétricas.

¿En tu aparato favorito?
Sí, tiene que ver con que mi ejercicio requiere unas condiciones físicas óptimas. Si no las tengo, empezaré a tener problemas de resistencia: los elementos complejos parecerán fáciles pero requieren muchísima fuerza. Por ejemplo, ahora mismo, no estoy haciendo stalders interiores en mi ejercicio, hago apoyos de plantas en su lugar.

¿Puedes traducir esa frase al lenguaje común?
Stalder interior es cuando no pones las piernas en la barra si no más lejos entre tus brazos. Es uno de los movimientos más difíciles de la gimnasia. Demanda mucha más fuerza. Si ganas algo de peso o simplemente estás cansada, no eres capaz de hacerlos.

Recientemente he visto un vídeo de un ejercicio impresionante de Elena Eremina con todo tipo de sueltas. ¿Puedes hacer una valoración profesional de ese ejercicio?
Ese ejercicio es único porque incluye la suelta más complicada y una serie de conexiones entre los elementos Aunque en términos de dificultad es menor a la que hacen las chinas.

Esos ejercicios ¿despiertan algún tipo de rivalidad en ti, un deseo de repetirlo o hacer algo más difícil?
Para nada. Sé muy bien que mi principal objetivo no es repetir algo que alguien haya hecho o superarle a toda costa si no el de recuperar mis ejercicios. Y en esa línea puedo aprender algo más difícil, pero algo mío, no lo de otra. Conseguir la misma nota D es otra cosa. Incluso si repito el ejercicio de la final de asimétricas de Rio, no sería menos complicado que el ejercicio de la china.

El ocho veces campeón olímpico Ole Einar Bjorndalen, que no pudo clasificarse para sus séptimos Juegos en Pyeongchang a los 44 años,  dijo en una entrevista que tener un hijo no sólo le había cambiado si vida personal si no que también su vida profesional.  ¿Cómo ha cambiado tu vida después de tener a tu hija?
En todo. Aunque no puedo decir que entrenar se haya vuelto más difícil, mis padres me ayudan mucho. Mi madre accedió a dejar su trabajo para dedicar si tiempo a Alisa mientras estoy entrenando, y por supuesto, eso me hace la vida más fácil. No tengo que preocuparme de donde está mi bebé o quien está cuidando de ella. Así que, en días de entrenamiento, me puedo permitir que nada me distraiga y centrarme en el trabajo de gimnasio.

La última vez que hablé contigo, dijiste que tu madre y Alisa estaban siempre contigo en Round Lake.
Ahora mismo mi madre está siempre en casa, en Moscú, es lo mejor para todos.

¿No te produce estrés el no poder ver a tu hija todos los días?
Lo veo como un hecho: estoy entrenando, ganado dinero. En concreto lo hago para que Alisa tenga todas las condiciones para crecer y desarrollarse, también para que mi familia tenga todo lo que necesita.  Los miércoles, cuando sólo tengo un entrenamiento, siempre voy a casa. También le dedicó íntegramente los fines de semana a mi bebé. Además, la gimnasia no es para siempre.

¿Entonces tu trabajo es sólo una manera de ganar dinero?
No. Los logros deportivos han estado siempre en primer lugar y siempre lo estarán. En cuanto sienta que las cosas ya no funcionan, me retiraré sin pensarlo dos veces.

¿Mides tu vida deportiva en años o en cuatrienios?
En cuatrienios, como antes. Claramente, la gimnasia es un deporte donde cualquier cosa puede suceder en cualquier momento, pero la referencia son los Juegos. Todo empieza y acaba allí

Sé que en la gimnasia no todo el mundo entiende a Oksana Chusovitina que ha ido a siete Juegos y se está preparando para competir en Tokyo con más de cuarenta. ¿Tú la entiendes?
Ahora, que tengo mi propia hija, definitivamente estoy empezando a entender a Oksana mejor que antes. Creo que un hijo hace la vida de una deportista femenina más fácil. En el sentido que te desata las manos, por decir algo. No tienes que pensar que por estar en un deporte no vas a tener tiempo para cumplir tu destino femenino, o que no tendrás tiempo para tener una educación y entonces tienes la oportunidad de dedicarte de lleno a lo que estas haciendo. Especialmente si ya has ganado títulos. Me has preguntado lo difícil que me ha resultado volver pero psicológicamente  fue muy fácil: he sido campeona olímpica dos veces, me he graduado en la universidad, he tenido una hija y no estoy pensando en como volver a ganar si no en como volver a tener abdominales.

¿En que medida participas en la preparación de tus planes de entrenamiento?
En una parte muy grande. El entrenador sabe que siempre soy consciente de mis habilidades y confía plenamente en mí. Y también que no necesita controlarme en términos de disciplina. Así que discutimos todo mi trabajo juntos, no hay problemas con eso.

¿Esta siendo más fácil prepararte para tus terceros Juegos que para los primeros?
Mucho más fácil. La edad supone un factor muy importante en nuestro deporte. Las chicas pequeñas generalmente necesitan que las obliguen a trabajar. Cuando eres mayor, empiezas a entender tus debilidades y empiezas a pensar como eliminarlas. En otras palabras, cuanto mayor es la gimnasta más fácil es la comunicación con el entrenador.

Seguro que hay veces en las que no quieres entrenar y subconscientemente esperas a que el entrenador te obligue a entrenar.
Definitivamente no es mi caso. Cuando, por dentro, no quiero hacer nada, no importa si trabajo o no, no habrá ningún resultado. Es lo mismo que con la comida: si no tienes hambre, no te vas a forzar a comer ¿no?

A nivel físico ¿Ha cambiado tu percepción de la gimnasia después de dar a luz?
Bueno, eso lo comprobaremos en el nacional ruso. Es muy bueno poder tener la oportunidad de participar en esta competición sabiendo que no se me exige nada. También me es interesante desde el punto de vista psicológico: el ver si mi mente ha cambiado.

¿Estás asustada?
Lo estoy. No se muy bien que esperar en la competición.

De todo lo que has conseguido en estos siete meses y medio de trabajo ¿cuál te hace más feliz?
Todos los días algo me hace feliz porque soy capaz de hacer más y más. Si hablamos de logros serios, entonces, los stalder interiores. Sólo los he hecho por separado, no en mi ejercicio, ¡pero los he hecho! Y esto es un indicativo de que mi ejercicio está casi recuperado. Los elementos más difíciles normalmente son los últimos en recuperarse. Es algo que me inspira. Significa que todo el trabajo no ha sido en vano.

¿Sueles recordar la edad que tienes?
Creo que ya era la mayor del equipo hace dos años, en los Juegos de Rio. Ahora casi hasta me gusta, puedo ser una referencia para todos, que la gimnasia artística no es un deporte tan joven. Sólo hay que comprender que cuando empiezas en la gimnasia y todo llega sin esfuerzo es normal que en un par de años todo deje de funcionar. Tienes que superar esa barrera y seguir adelante.

¿Cómo te sientes siendo parte del equipo?
Muy cómoda. Siempre me siento apoyada por otras chicas y por los entrenadores. Trabajar con un equipo tan fuerte es como dejarse llevar. Incluso cuando se vuelven complicadas, el ritmo siempre ayuda. Incluso cuando vas al vestuario a quejarte de lo duro y malo que es para ti, siempre hay alguien que apoya.

¿Siguen teniendo problemas con las lesiones?
Bueno ¿ha donde irán? Ya estoy acostumbrada. Como dice mi madre, si todo duele significa que estás viva y puedes seguir. Es simplemente que con la edad empiezas a tratar a tu cuerpo de otra manera. Sabes como calentar, como vendarte las piernas, que ungüento darte en la espalda para que los músculos se calienten más rápido.

¿Sigues sin querer entrenar cuando te retires, o has cambiado de opinión?
No. Como mucho accedería a ser algo así como una asistente. Como Ksenia Afanasyeva, que nos ayuda en suelo, está ayudando a la coreógrafa principal.

¿Es interesante trabajar con ella?
Mucho. La ventaja es que Ksyusha nos mira con los ojos de una entrenadora pero al mismo tiempo entiende el trabajo de la gimnasta. Es una visión muy polifacética.

¿Grabas tus entrenamientos en vídeo?
Apenas, pero a veces ocurre.

¿Qué sensación tienes cuando te ves a ti misma desde fuera?
¿Sinceramente? Alivio. Siento de una manera constante que no me sale nada. Y luego miro el vídeo y no está del todo mal.

¿Cuando fue la última vez que te peleaste con tu entrenador?
Nunca me peleo con Starkin. Por su puesto que puedo enfadarme con algo, quejarme, pero no es culpa del entrenador que no pueda hacer algo.




















3 comentarios:

  1. Mustafina, simplemente la reina de la gimnasia. Espero que ya no sufra tantas lesiones este ciclo.

    ResponderEliminar
  2. Muy de acuerdo :)Lo importantee s que tenga más continuidad que en el ciclo anterior.

    ResponderEliminar
  3. Musti es genial, ya tiene su nombre propio y no tiene porque demostrar nada a nadie, me sorprende su fuerza de voluntad, es digno de una multicampeona, yo creo que vuelve porque ama al deporte porque medallas tiene de todos los colores y tamaños. Ojalá siga ganando mucho como siempre!

    ResponderEliminar

*Trata de ceñirte al tema en la medida de lo posible, de no ser posible hay una bonita cuenta de Ask.fm o correo electrónico . La autora del blog no muerde (muy fuerte) :3
*Spam no, gracias.

Y sobre todo, muchas gracias por tu comentario. ^^