Calendario

viernes, 26 de enero de 2018

Nassar sentenciado a 175 años de prisión


La semana pasado y a lo largo de seis días laborables tuvo lugar el juicio contra Nassar por abusos sexuales dentro del equipo nacional estadounidense y la universidad de Michigan, actualmente bajo investigación de la NCAA. Casi 200 mujeres ofrecieron su testimonio contra Nassar, con un rango de edad de entre 40 y 15 años.
El 24 de enero se dictó sentencia, 175 años a los que hay que añadir los 60 por pornografía infantil.
Dado el abrumador número de víctimas, pocos años me parece, están las cerca de 200 que han decidido hablar, contarle a la cara lo que les ha hecho, luego seguro que hay muchas otras que han preferido permanecer en el anonimato o no hacer público su caso.

Hagamos memoria de todo este proceso.
Todo esto empezó cuando el periódico Indianapolis Star, publicó una investigación sobre continuos abusos sexuales dentro de USAG en agosto de 2016
A raíz de este artículo Rachel Denhollander se puso en contacto con el periódico contando su caso, Nassar abusó de ella hace más de diez años cuando era gimnasta en un club de Michigan, a ella se le unió Jamie Dantzscher (olímpica en Sydney 2000) que presentaron sus denuncias antes de que IndyStar publicase un artículo relatando sus casos.
Esto desencadena un cada vez más elevado número de denuncias contra Nassar hasta que en noviembre de 2016 se le imputan delitos de abuso sexual.
Con el paso del tiempo el número de gimnastas que hablan sobre haber sufrido abusos por parte de Nassar no deja de aumentar, dando el paso las olímpicas Mckayla Maroney, Aly Raisman, Gabby Douglas y más recientemente Simone Biles.
También añadir que por otro lado había una investigación privada a raíz de la denuncia de Maggie Nichols en  2015, que USAG casi ignoró.
El mes pasado fue sentenciado a 60 años de prisión por tenencia de pornografía infantil.

El juicio nos dejó testimonios desgarradores y muy duros de lo que sufrieron todas las supervivientes de sus abusos. Aly Raisman protagonizó uno de los discursos más poderosos (junto al de Emma Ann Miller, de tan sólo 15 años), cargada de confianza a la hora de acusar a Nassar, de como abusó de su posición y la manipuló para ganarse su confianza. No dejó títere con cabeza en su acusación a USAG por su pasividad ante los continuos casos de abuso con su consiguiente encubrimiento.
https://www.youtube.com/watch?time_continue=16&v=HWWFB6RZwgg

Aunque puede que uno de los testimonios más duros fue el de Mattie Larson, miembro del equipo del mundial de 2010. Además de relatar su caso, carga duramente contra los Karolyi y el rancho describiéndolo como un lugar de pesadilla y completamente aislado de la civilización haciendo que fuese un lugar perfecto para que se diesen casos de abuso y se pudiesen encubrir sin problemas, pero claro, es lo que los Karolyi querían.
Tal era la ansiedad que le generaba el tener que ir a las concentraciones en el rancho que, en una ocasión, llegó a autolesionarse para no acudir.
Larson no dudó en cuestionar la profesionalidad de Nassar acusándole de que nunca le importó su salud, tan sólo le importaba abusar de ella.
Terminó su testimonio lanzando la pregunto si los Karoly mantenían a Nassar allí porque así podían competir teniendo lesiones o porque ayudaba a encubrir sus secretos.
No sólo se centraron sus acusaciones en ellos, también cargó contra Valeri Liukin por ser el responsable de que la delegación estadounidense del mundial, le hiciese sentir invisible y pequeña lo que derivó en una depresión. Sus compañeras fueron las únicas que la apoyaron en esos días.

Las repercusiones de que Nassar se dedicase a abusar de ellas en vez de tratar sus lesiones también se vio reflejado en el testimonio de Jordyn Wieber, que se pregunta si hubiese hubiese tratado su lesión en la pierna en vez abusar quizá los Juegos de Londres habrían sido muy distintos para ella.
Ha quedado bastante claro que se estaba poniendo en serio riesgo la salud de las gimnastas en repetidas ocasiones.

Sobre quien cayeron multitud de acusaciones e historias de terror fue contra John Geddert, entrenador de Jordyn Wieber. El caso es que todo apunta a que Geddert fue uno de los principales encubridores de Nassar durante muchísimos años, han trabajado juntos durante casi 25 años. Varias gimnastas que declararon en el juicio también señalaron el trato que recibieron de Geddert, que va desde privarles de agua hasta agresiones físicas que en algún caso han puesto fin a la carrera deportiva de la implicada. Y para colmo las obligaba a ir a tratarse sus lesiones con Nassar.
A raiz de toda esta información USAG lo ha suspendido y al día siguiente el optó por anunciar que se retiraba...
Otras consecuencias directas del juicio es que finalmente AT&T ha dejado de ser patrocinador de USAG y además la junta de la federación estadounidense ha dimitido en bloque después de que el Comité Olímpico estadounidense le diese seis días para hacerlo bajo amenaza de retirarles el certificado.
Fuente

Y para terminar decir que la gimnasta argentina Ayelén Tarabini ha declarado que estuvo en el punto de mira de Nassar, con quien intercambiaba mensajes a través de redes sociales. El mismo modus operandi que con otras gimnastas, ganarse su confianza. Este llegó a invitarle a que hiciese su rehabilitación del Aquiles en Estados Unidos, diciendole que entrenaría junto a Aly Raisman a modo de cebo. Por motivos ecónomicos el viaje fue imposible, por suerte. Ante este panorama Tarabini  no podría estar más aliviada de no haber aceptado su propuesta.
Fuente



7 comentarios:

  1. Es lo que yo pensaba o imaginaba, que los Karoli hayan anunciado su retirada después de tantos años, ellos sabían que es lo que pasaba y que asco de personas.
    A mi en lo personal la gimnasia americana no me gusta en lo mas minimo, pero de verdad que son cabeza de hierro por que no cualquiera compite como ellas y mucho menos en las situaciones que tenían que pasar.
    De verdad que estoy sorprendido que en una casa (rancho de los Karoli) nunca hubo padres cerca, eso también es irresponsabilidad de los padres, de verdad que dejar a ru hija irse tan lejos es lo peor que pudieron hacer.
    Estoy sorprendido desde que salió la noticia y nada contento con la senténcia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo los Karoly no me sorprende, pero sí que me ha sorprendido lo de Liukin. Aunque tal y como están las cosas, tampoco es que me extrañe mucho.

      Lo de los padres creo que tiene una explicación y es que les venden, mejor dicho vendían, "la moto" de: que su hija va a ser la mejor, que necesita estar con los mejores entrenadores, que irá a mundiales, etc a lo que si añades la cantidad de patrocinadores que enseguida "ven una estrella", pues los padres (que seguramente no todos) son capaces de dejarlas en manos de estos desaprensivos con tal de ver que la nena triunfe y a ser posible vivir del cuento.

      Eliminar
  2. Es todo muy extraño, cuando el sueño olímpico es más fuerte que tu propio cuerpo, salud mental y emocional. Ninguna de las tantas chicas le comento nada a sus padres, hermanos familia? Acá hay algo que no me cierra, todos eran cómplices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchos casos de abuso la victima puede que no se de cuenta de que han abusado de ella hasta varios años más tarde. El abusador por norma genaral puede manipular las circunstancias y a las personas del entorno haciendo creer que eso era "normal" o que la misma familia no crea a la victima.

      Eliminar
  3. Estados Unidos volverá a ser el de antes a nivel de competencia? O China y Rusia lo pasarán?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que la supremacia en el gimnasio se vea muy afectada por esto, sobre todo porque la FIG no va a mover un dedo. Si esto sale bien, espero que resulte en un ambiente más sano para las gimnastas.

      Eliminar
  4. Lo de los Karoly no me sorprende en absoluto, si empleaban esos mismos métodos en la Rumania de los 70 porque no iban a hacer lo mismo en un país que les dio todas las facilidades con tal de batir al bloque comunista (incluso hacer la vista gorda en casos de abusos). Solo sabemos las que han hablado ahora, pero ¿y las 7 Magníficas (sé que Moceanu fue una de las pocas en atreverse a hablar)? o las de hace 25/30 años ¿qué hay de ellas?. Sé de casos de muerte por anorexia de gimnastas americanas, que bueno, eran "hilillos de plastilina", ya es hora que se les haga justicia también.

    Lo que espero de la nueva USAG es que no repita viejos roles, porque, sino, toda esta lucha de las gimnastas no habrá servido para nada. Pero sobre todo porque no vale la pena poner en riesgo la salud y la integridad de unas niñas/chicas/mujeres por una medalla, un titulo y una gloria que, seguramente, disfrutan otros.

    ResponderEliminar