Calendario

miércoles, 18 de mayo de 2022

Eythora Thorsdottir pone su objetivo en el mundial.

Después de los Juegos Eythora Thorsdottir anunció que se tomaba un descanso de la gimnasia para centrarse en sus estudios de interpretación, dejando su futuro en el aire y a expensas de como se sintiese en el gimnasio.
Thorsdottir actualmente entrena en Rotterdam junto a un grupo de gimnastas masculinos dirigidos por Kevin del Uijil.
"Eythora empezó como alguien solitario, pero ahora es "uno de los chicos" dice del Uijil "En los calentamientos se sienta y habla con nosotros, se ríe, brilla, todo va bien."

Hasta hace poco Thorsdottir entrenaba junto a Patrick Kiens, su entrenador de toda la vida, acusado de conducta abusiva. A nivel personal Thorsdottir no tiene malas experiencias con Kiens y aunque hubiese preferido seguir trabajando con él, este abandonó Países Bajos tras las acusaciones.
"Fui un periodo muy complicado. No entrenar con Patrick no fue algo voluntario. He estado en Austria, donde Patrick y Daymon (Montaige-Jones, compañero de Kiens en Hoofddorp) trabajan ahora, para terminar todo de manera adecuada y los dos estamos de acuerdo, vivimos en el presente y tenemos que mirar al futuro." dice Thorsdottir.
Que el futuro fuese la continuidad de su carrera en la gimnasia no era algo tan evidente para Thorsdottir. Debido a la pérdida de su entrenador y la gestión de la federación neerlandesa de las gimnastas durante la crisis hizo que su pasión por la gimnasia desapareciese. "Dudé durante mucho tiempo, pensé durante mucho tiempo que todo había acabado, hasta que ese fuego de repente volvió a estar allí."
"Después de unos días en Disneylandia, volví a entrenar con la idea de que si volvía a sentirme abatida, tenía que pensar en dejarlo. Y ese lunes algo hizo click, ese sentimiento volvía a estar allí. Me sentía muy bien, un momento que llevaba mucho tiempo esperando. Y todavía sigue siendo especial."
Desde entonces, Thorsdottir comparte gimnasio con un grupo de gimnastas masculinos. Algo muy distinto al mundo de gimnasia femenina en el que siempre había estado "Todo es algo más serio con las chicas, no es nada malo, pero por ejemplo, aquí puedes tirarte un pedo y no pasa nada. Me encanta, es más distendido, ponen música alocada, bailar aquí y allá. En ese aspecto, los hombres son más sencillos.

Thorsdottir también espera beneficiarse técnicamente  de su cooperación con los gimnastas masculinos. "En suelo y salto intento aprender de su técnica. Eso puede ayudarme algo, porque soy una gimnasta técnica."
Mientras tanto, Thorsdottir se atreve a pensar con cautela en competiciones. "El mundial de octubre es el verdadero objetivo, también el concurso individual. En el Europeo, dos meses antes, puede que sea capaz de hacer uno o dos aparatos. Pero no voy a forzar nada."
A largo plazo, espera poder estar en los Juegos de Paris. "Paris está cerca, me encantaría poder llegar, pero tengo que estar bien físicamente y tiene que ser divertido."





No hay comentarios:

Publicar un comentario