Calendario

domingo, 29 de octubre de 2017

Melnikova al habla

                                                              Melnikova durante el mundial de Montreal


Hoy os traigo otra traducción de una entrevista de Gymnovosti, esta vez a Angelina Melnikova centrada en el mundial y en su carrera a nivel general.
Fuente


¿Cuáles son tus impresiones del mundial de Canadá?
En general, me gustó todo. Me gustó el estadio, las luces, todos los espectadores. Pero no me gustó nada como competí. Fallé dos veces en suelo, aunque estoy contenta con mis asimétricas. Pero los fallos en suelo hicieron sonar las alarmas, debo trabajar más duro.

¿Cuál será tu próxima competición?
Lo acabo de preguntar, habrá una competición en Japón en diciembre, la Copa de Toyota. Ahora he vuelto a Voronezh, desafortunadamente sólo por un día y no podré ver a todo el mundo. Luego me iré de vacaciones y una semana después volveré a los entrenamientos. Estaremos entrenando. No tenemos periodos de descanso muy largos.
**Según las ultimas noticias Melnikova competirá en el Abierto de México en lugar de la Copa de Toyota.

¿Todavía te duele la pierna?
Duele de vez en cuando, pero puedo decir que fue peor durante el mundial. Salté mucho, como dicen las gimnastas. Así que tendré que ir al médico para seguir un tratamiento.

Los entrenadores se quejaron de las normas de los entrenamientos en podio.
Sí, así fue. Sólo nos dieron tres minutos por persona cuando solía ser de 15 a 20 minutos por equipos y nos daba tiempo a adaptarnos al aparato. Fue más difícil, nuevos aparatos, estadio, luces. Todo esto afectó mucho a nuestro rendimiento. Es muy difícil hacerlo todo perfecto en el primer intento. Los podios también son distintos. A veces el suelo rebota de forma distinta, la pasarela de salto es más blanda. Cuando corres, notas esa diferencia y para adaptarte necesitas varios intentos. Pero no quiero quejarme de eso, todos estábamos en las mismas condiciones.

¿Habría sido todo distinto de no ser por tú lesión?
Todo iba bien durante los preparativos de la competición. Sentía que estaba en muy buena forma. Pero la lesión lo arruinó todo. Aunque poder competir fue muy importante para mí. Sí, podría haber conseguido mejores resultados. Pero estoy contenta de haber podido ir y competir a pesar de la lesión, fue una experiencia de superación. No me rendí, era muy importante para mí. Tres días antes de ir a Montreal hubo una charla sobre si era mejor ir o quedarme en casa, había dudas sobre si podría hacer diagonales. Insistí en que podría, estaba desesperada por competir.

Ha pasado un año desde los Juegos ¿Cómo ha cambiado tu vida?
No ha cambiado mucho. Sólo ha cambiado en que la gente me reconoce por al calle y eso es bueno. Siento el apoyo de mis fans a diario. Y si hablamos A nivel deportivo, siento que tengo más experiencia. Pero yo no he cambiado internamente, sigo siendo la misma.

¿Ha disminuido la oleada de popularidad?
Un poco. Pero no puedo decir que pueda respirar más tranquila. A veces es bueno hablar con tus fans. A veces me dan unos regalos increíbles. Una vez alguien me envió de manera anónima un oso de peluche enorme, de más de un metro. Muy bonito. También me gusta dar entrevistas, a veces me hacen preguntas muy interesantes y en las que no había pensado antes.

¿Tienes problemas de motivación? ¿Cómo conseguiste estar igual de tan centrada en la copa rusa como en los Juegos de Rio?
Todas las competiciones son importantes para mí. Y quiere tener nuevas experiencias en cada competición, así que me las tomo muy en serio. Pero, por supuesto, la actitud que tienes en competiciones como los Juegos es distinta. Ves toda la responsabilidad que tienes. Pero no tengo problemas de motivación porque disfruto tanto de la competición como de los entrenamientos.

En 2015 y en 2016 tu vida giró en torno a la preparación de los Juegos. ¿Cuál es tu siguiente objetivo?
El Europeo por equipos de 2018 que tendrá lugar en Escocia. Pero aún no pienso en eso, todavía queda mucho tiempo. Estoy pensando en que debo cambiar de mis ejercicios para que sean más regulares y así poder hacerlos con mayor confianza.

Eras la más joven del equipo de Rio. Este mundial ha descubierto estrellas más jóvenes que tú: Elena Eremina y Anastasia Ilyankova. ¿Les das consejos?
No, porque soy sólo un año mayor que ellas. Con Masha Paseka es distinto, ella es la jefa, a ella de verdad la escuchan. Yo todavía estoy reuniendo experiencia. Recordaré los errores de Montreal para que no vuelvan a ocurrir. El que salgan nuevas estrellas no es una sorpresa porque Rusia tiene una gran tradición en gimnasia artística. Tenemos grandes entrenadores.

El año pasado dijiste que querías tener dos carreras. ¿Sigues pensado lo mismo?
Estoy en mi último año de instituto y enviaré una solicitud para el Instituto de cultura física. La cuestión es que muy difícil compaginar estudios con competiciones y entrenamientos, no hay suficiente tiempo y energía. Después de retirarme me gustaría ser diseñadora, pero aún no he pensado que tengo que estudiar para serlo. De momento es sólo una idea. No puedo hacer planes a largo plazo porque no sé cuanto tiempo estaré haciendo gimnasia. Estaré compitiendo y entrenando mientras mi salud lo permita.

3 comentarios:

  1. El problema de las rusas es su inseguridad, tienen dificultad, ejercicios brillantes, coreografías hermosas, saltos y giros preciosos, siempre meten elementos nuevos. Lo decía Paloma del Río "Las americanas salen sintiéndose ganadoras y con una seguridad que las hace verse ganadoras" y ese es el problema con ellas ya que hemos visto en los últimos tiempos a gimnastas como Korkhina, Pavlova, Produnova, Zamo, Aliya, Ksenia, Viktoria., que son gimnastas que proyectan que son las mejores y he ahí los resultados.
    Otro ejemplo de seguridad eran las rumanas que se fueron abajo en el ciclo 2012 solo estaba Izbaza que medio estaba y Porgras que era buena solo que se retiro, Diana que nunca le dieron el lugar ya que dio mejores resultados para mi y al final Catalina, que fueron las ultimas grandes para mi y bueno Iordache que madamas no puede.
    Pero para mi en todo son mejores las rusas y serian imparables si no fuera por esa cabeza que nada más no las ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, en el aspecto mental/regularidad/seguridad, las estadounidenses están muy por encima. Muchas otras gimnastas carecen de esa regularidad.
      Aún así creo que a las rusas también les falta dificultad en salto y en suelo y tener más aguante en suelo, que muchas llegan justas de fuerzas al final.

      Eliminar
  2. A Melka o no se le han dado las cosas o no siente con el alma y corazón lo que hace, una de dos jaja

    ResponderEliminar